Detector de mentiras ultraportatil


Ayer se acerco una persona a pedirme dinero. Mi cerebro me decia que no le diera dinero pero mi corazon me decia que si. Es complicado si tan solo hubiera una manera efectiva de saber quienes realmente lo necesitan, para poder distinguirlos de los que realmente se dedican profesionalmente a eso. Cuando vivia en el df, habia escuchado un monton de leyendas urbanas acerca de las personas que piden dinero en la calle.

1.- El tipico pordioserio que aparenta que no tiene ni en donde caerse muerto pero al final del dia se va en taxi a su casa.
2.- Todos los niños que piden dinero, trabajan para alguien que les quita el dinero y solo les da de comer, y si no cumplen una cuota hay golpes.
3.- Las señoras que traen bebes cargan a veces los tienen que drogar para que siempre esten como dormidos.
4.- Algunas señoras rentan esos bebes para pedir dinero de forma mas efectiva.
5.- Hay personas que a eso se dedican y ganan casi tan bien como una persona que estudio una carrera y esta 8 horas en una oficina.

En Mexicali tambien he escuchado otras historias
1.- La mayoria de los que piden dinero en las calles tienen algo mal en su cabeza debido al calor.
2.- Algunos muestran unas heridas exageradamente graves y si pasa la cruz roja o un asociacion que los cure estos se enojan por que ya no sacaran el mismo.

En colima:
1.- Cuando les ofreces comida o trabajo se van enojados y te gritan groserias.

Yo tambien he tenido que pedir dinero y estoy muy agradecido por que cuando lo he necesitado lo he recibido.
En una ocasion mis papas como vivian en Manzanillo y mi hermano y yo en Colima, pues en una ocasion fuimos sin llevar dinero para el camion de la central camionera a Santiago, asi que pues empezamos a caminar pero ya que llevabamos varios kilometros nos dimos cuenta que no ibamos a llegar nunca, entonces le pedi a un señor si nos podia dar para el camion y el nos lo dio, y en cuanto lo hizo encontramos camion.

Claro que tiempo despues hice el mismo recorrido de regreso en patines, pero ya con patines es diferente ademas es mas de bajadita. Y no llevaba maletas. Pero como esa ocasion ha habido otras. Pero si tan solo pudiera diferenciar al momento de que alguien me pidiera dinero seria mas feliz.

Ademas la señora que pide cooperacion en la esquina de donde trabajo no ayuda a que cambie de opinion. Siempre pasas y dice: con lo que guste cooperar. Un amigo de hecho le pregunto, y para que es la cooperación y la señora solo lo ignoro. Eso si le alcanza el dinero para teñirse el pelo.

Pero en fin. ¿A ustedes les ha pasado eso de que quieren dar pero saben que es mentira que lo necesiten?. Por que hay personas que hacen muy bien su trabajo. Bueno no tengo la certeza de que es mentira pero ahi esta el detalle.

Comentarios

Draco dijo…
Pues es que a veces eso de si lo 'necesitan' es un tanto ambiguo, pero de que hay gente malacostumbrada, la hay.

En el D.F. había una señora ya entrada en años que los días de tianguis andaba pidiendo dinero a todas las personas, incluso, te volvía a pedir cuando te la volvías a topar sin importar si le habías dado o no... y ya mas al rato la veías haciendo mandado ahí mismo. Lo malo de eso es que cada semana la veías ahí, los domingos en un tianguis, y los martes y viernes en otro, y supongo que los demás días en otros más. Es decir, que ese era su modus vivendi y como que no se veía que quisiera cambiarlo.

Por lo regular, la primer vez que me piden si les doy, pero si me vuelven a pedir, ya no, pues como dices, todos pasamos por emergencias y llegamos a necesitarlo, pero de eso a que ya vivan de eso y quieran que les des a diario, es diferente.
Ahora que lo mencionas tienes razon es ambigüo, el caso es que pudieramos saber quien se dedica a eso o quien solo lo hace por esta vez y lo necesita. La mayoria dice que nada mas les falta un poco o que no les gusta hacer eso pero que se han visto en la necesidad. Excepto la señora que ya de plano dice: con lo que gustes cooperar.

Pero en fin. Espero que si Anubis se encarga de enjuiciarme cuando muera no me reclame por darle a unos que no se lo merecia y no darles a otros que si lo necesitaban.
Gracias por leerme. Saludos.
Angel Alberto dijo…
En la linea amarilla del metro, la que va de pantitlan a politecnico, cuando iba a la escom, siempre veia a un ciego pidiendo dinero.
Lo veia cada semana, asi que me aprendí su rostro.

Un dia, caminando por el centro, justamente en la alameda vi a ese mismo ciego pero ahora sin lentes, sin ceguera y caminando como si nada.

Yo nunca doy dinero.

Como esa tengo otras historias.
Eso no me ha pasado a mi, pero recuerdo tambien a los que cinicamente en vez de pedir lastimeramente y con razones. Simplemente piden regalado. Dicen me regala un peso y como hay gente que le da. Pues les va muy bien, eso lo nete mientras esperaba a Marlene en el metro. Facil recibian como 80 pesos en una hora o mas. Pero por ello se ponian en un flujo constante de personas.

Entradas populares